Cajas Fuertes – Tipos de cajas fuertes

Tipos de cajas fuertesHay muchos tipos de cajas fuertes según el ámbito de uso. A nivel doméstico o de pequeñas y medianas empresas la principal diferencia se encuentra entre si son cajas de sobreponer o de empotrar. En el primer caso son cajas ancladas a suelo o pared y son las paredes de estos tipos de cajas fuertes las que deben ofrecer toda la defensa para dificultar la apertura. Deben estar bien sujetas al suelo o pared para evitar que el ladrón la sustraiga y ya fuera del alcance del propietario se dedique a forzarla.

Las de empotrar ofrecen además el refuerzo de estar, como su nombre indica, embutidas en el suelo o pared. Esto dificulta en gran medida que el ladrón pueda llevársela lo que le obliga a permanecer más tiempo en el domicilio expuesto a ser descubierto. De estas además existe una amplia gama de cajas camufladas. Desde la típica tras un cuadro hasta cámaras que simulan un enchufe en la pared, cajas de registro o incrustadas en el suelo de parqué, que hace que pasen totalmente desapercibidas para los ladrones.

Caja Fuerte CamufladaYa dentro de la gama profesional, los tipos de cajas fuertes se catalogan por grados. Desde el Grado I o II que son las recomendadas para pequeños armeros particulares, las de Grado III obligatorias para armeros de empresas de seguridad y a partir del grado IV para joyerías, administraciones de lotería, casinos, despachos de apuestas…

Y por supuesto hemos de tener en cuenta el sistema de apertura. Desde las sencillas con una combinación numérica, ya sea mediante teclado digital o la típica rueda, a las que tienen llaves, combinación de ambas o las más nuevas que incorporan lectores biométricos de huella dactilar.

Desde Tecnovisión Seguridad le asesoraremos sobre qué modelo se ajusta a sus necesidades u obligaciones legales si existieran, realizaremos la instalación y la certificaremos, elemento imprescindible en algunos casos para poder ejercer la actividad profesional, como en gasolineras, galerías de arte, joyerías…

Pídanos presupuesto sin compromiso